Copyright 2019 - ML Editora

Publicaciones

 

Aqua Yoga (Yoga en el agua)

Mucho escuchamos en esta época sobre actividades recomendadas por médicos, traumatólogos, fisioterapeutas, aún psicólogos, en el agua.
Adultos mayores, mujeres embarazadas, personas en rehabilitación, prueban cada vez con mayor frecuencia este tipo de actividad física.

¿Cuál es la razón?

En el agua la gravedad afecta de una manera diferente a nuestro cuerpo modificando la sensación del peso corporal, permitiendo sentir nuestro cuerpo mas liviano, lo cual beneficia a las articulaciones al aliviar su trabajo. Además, permite que el alumno realice la práctica sin cansarse mejorando la capacidad respiratoria, adaptándose a este elemento y disfrutando de la actividad con amplios beneficios en todos los niveles.

Por otra parte, el yoga en el agua es una actividad que puede realizar cualquier persona, sepa o no nadar. Es altamente recomendado para todas las personas desde niños hasta adultos, sobretodo en casos de sobrepeso, problemas de los huesos, de la columna, para embarazadas como para aquellos que no posean ningún problema y que desean explorar esta nueva experiencia en el agua.

En el agua tenemos una mayor libertad para coordinar movimientos, fortalecer y relajar la musculatura, sin padecer el impacto que la gravedad puede crear en nuestro cuerpo.

Combina una perfecta conjunción de relax, meditación, flexibilidad y concentración. El efecto terapéutico del agua templada contribuye en lograr una buena relajación tanto del cuerpo como de la mente. El agua templada hace que nuestro cuerpo se relaje, nuestros músculos y articulaciones sean más flexibles, sin dolor.

En el agua los movimientos parecen deslizarse de forma suave, favoreciendo la relajación y armonía que deseamos alcanzar. Además un enorme beneficio de este medio es que no se corren riesgos de lesiones que suelen producirse en otras actividades físicas, ya que las actividades acuáticas tienen la ventaja añadida de reducir el impacto en las articulaciones y la sobrecarga muscular, por eso también muchas posturas se pueden mantener por un periodo mas prolongado de tiempo.

La estructura de la clase es similar a una clase convencional de yoga (técnicas de respiración, kriyas, secuencia de asanas adaptadas al medio acuático empleando también algunos accesorios para piscina y se concluye con una relajación final).

Algunos Beneficios:
· Calma la ansiedad.
· Baja los niveles de estrés.
· Desarrolla un mejor nivel de respiración.
· Relaja todo el cuerpo (favoreciendo los músculos y zonas articulares logrando una mayor elongación).
· Fortifica y tonifica los músculos y las articulaciones.
· Otorga coordinación, fuerza y flexibilidad.
· Contribuye en la mejoría de problemas de artrosis, artritis, problemas de columna, y otras patologías óseas similares.
· Mejora y reduce problemas circulatorios.
· Favorece en la recuperación de las articulaciones y músculos lesionados.
· Alivia dolores (óseos/ articulares, musculares, etc.) y por ende, evita en muchos casos el empleo de fármacos para el dolor.
· Mejora la autoestima, timidez o depresión.

 

f t g m